3 oct. 2010

La gente que mira desde el balcón


Ayer por la noche, una buena amiga me recordaba una frase que un día la dije hablando de las personas que nos rodean. En concreto hacía mención a que nunca me han gustado, ni me gustan, las personas "que miran desde el balcón".
Quizás éste sea un aspecto que me defina, "mojarme", por la justicia o por lo que a mi parecer creo justo. Esta frase la escuché un día en una canción del Desván del Duende, y desde entonces ya forma parte de mi existir.
Es muy fácil pasar por la vida sin complicaciones y en mi opinión siendo igual con todo el mundo, no se es una persona justa.
¡¡Por lo que baja de una vez de ese balcón y sal a la calle!!, eso sí, dirígete siempre a los demás con mucho respeto y cariño, tal y como te gustaría que te tratasen a ti.

19 abr. 2010

EL PAPEL ARRUGADO


Mi carácter impulsivo me hacía reventar en cólera a la menor provocación.
La mayor parte de las veces, después de uno de estos incidentes,
me sentía avergonzada y me esforzaba por consolar a quien había dañado.
Un día una persona a quien tuve que dar excusas después de una explosión de ira,
me entregó un papel liso.
Y entonces me dijo: “Estrújalo.”
Asombrada, obedecí e hice una bola con el papel.
Luego me dijo: “Ahora déjalo como estaba antes.”
Por supuesto que no pude dejarlo como estaba.
Por más que traté, el papel quedó lleno de arrugas.
Entonces esa persona dijo: “El corazón de las personas es como ese papel.
La impresión que dejas en ese corazón que lastimaste será tan difícil de borrar como esas arrugas en el papel. Aunque intentemos enmendar el error, ya estará marcado’ ”.
Por impulso no nos controlamos y sin pensar arrojamos palabras llenas de odio y rencor y luego, cuando pensamos en ello, nos arrepentimos. Pero no podemos dar marcha atrás, no podemos borrar lo que quedó grabado. Y lo más triste es que dejamos “arrugas” en muchos corazones.
Autor; Desconocido

14 abr. 2010

El miedo de perder a los que quieres


Siento, un miedo aterrador, cada vez que las circunstancias de la vida me hacen pensar que puedo perder a alguien que quiero.
Mi cuerpo y mi alma se encogen y mi mente se paraliza.
Las alegrías siguen empañándome cada día, pero mi sonrisa es desde entonces más forzada.

Supongo que estas son las cosas malas que tiene la vida, aquellas de las que todos hablan, las que las hacen dura y perra.
Aquello, que me hace temblar...


7 mar. 2010

¿CALIDAD DE VIDA?

Cada día que pasa, intentó simplificar más aún mi vida. Pero observo que hay gente a mi alrededor que en vez de hacer ésto, se enrevesan si pueden un poquito más con las cosas; "¡¡creen que la vida consiste en ésto!!".
Por lo que, con el paso de los años en vez de vivir mejor, van entrando en un túnel cada vez mas oscuro y sin salida. La madurez para ellos esta relacionada directamente con la complicación continua y con la seriedad, sin dejar hueco a la espontaneidad, a lo obvio, a lo homogeneo,...
Si eres una de éstas personas que opinan que mejorar supone dejar de disfrutar de cosas simples, te aconsejo el libro que encontré titulado;

"100 Consejos para simplificar tu vida",de Elaine St. James.


Te dejó con algunos consejos que yo con frecuencia utilizo y que por casualidad también encontré en esta obra;


-Reduzca a la mitad el tiempo en hacer la compra.

-Escoja alfombras con dibujos.

-No conteste al teléfono sólo porque esté sonando.

-Convierta su afición en su trabajo.

-Ponga fin al trabajo no productivo.

-Levantese una hora antes.

-No intente cambiar a la gente.

-Haga una sola cosa a la vez.

-Repase su vida con regularidad para mantenerla sencilla.

-Deshágase de todo lo innecesario.

-Diez minutos para ponerse asombrosamente guapa.