24 ene. 2008

HOY EN DÍA ENGORDA TODO


Estudios recientes muestran que la privación de sueño favorece el sobrepeso. Ciertos tóxicos del ambiente, algunos medicamentos y la excesiva climatización provocan el mismo efecto. Por lo que ya no sólo el dormir póco nos viene mal para la salud, también puede influirnos en nuestro sobrepeso, ojo al dato.
Hoy se duerme, en promedio, seis horas diarias: dos menos que en los años '70. Y quienes se quedan despiertos mirando televisión, chateando, o salen hasta la madrugada aunque tengan que ir al trabajo o al colegio a las 8, están pagando su nocturnidad con kilos de más en la balanza.
Diversos trabajos científicos (entre ellos un meta-estudio de la Universidad de Bristol, en Gran Bretaña, que revisó una decena de investigaciones anteriores) demuestran que dormir menos de 7 horas se relaciona con un mayor sobrepeso y obesidad. "Esto ocurre porque hay una alteración a nivel de dos hormonas: la grelina, y la leptina; en las personas con hábitos nocturnos y que duermen en forma insuficiente aumenta la grelina y disminuye la leptina", explica la doctora Mónica Katz, directora del posgrado de Nutrición en la Universidad Favaloro..
"La grelina se segrega en el estómago cuando está vacío, y aumenta el hambre. Además, favorece el depósito de grasa. Cuando no hay presencia de nutrientes en el estómago, también descienden los niveles de leptina, que disminuye el hambre y aumenta el gasto metabólico". Esta correlación se presenta muy fuerte hasta los 35 años, y esto explicaría, en parte, por qué esta creciendo la obesidad en niños, adolescentes y adultos jóvenes.

No hay comentarios: