12 oct. 2008

NI TÚ, NI YO; SOMOS LOS MISMOS

El Buda fue el hombre más despierto de su época. Nadie como él comprendió el sufrimiento humano y desarrolló la benevolencia y la compasión. Entre sus primos, se encontraba el perverso Devadatta, siempre celoso del maestro y empeñado en desacreditarlo e incluso dispuesto a matarlo.
Cierto día que el Buda estaba paseando tranquilamente, Devadatta, a su paso, le arrojó una pesada roca desde la cima de una colina, con la intención de acabar con su vida. Sin embargo, la roca sólo cayó al lado del Buda y Devadatta no pudo conseguir su objetivo. El Buda se dio cuenta de lo sucedido y permaneció impasible, sin perder la sonrisa de los labios.
Días después, el Buda se cruzó con su primo y lo saludó afectuosamente.
Muy sorprendido, Devadatta preguntó:
--¿No estás enfadado, señor?
--No, claro que no.
Sin salir de su asombro, inquirió:
--¿Por qué?
Y el Buda dijo:
--Porque ni tú eres ya el que arrojó la roca, ni yo soy ya el que estaba allí cuando me fue arrojada.

*El Maestro dice: Para el que sabe ver, todo es transitorio: para el que sabe amar, todo es perdonable.

HISTORIAS DE LA INDIA; recopilado por R.Calle-autor foto; desconocido.

4 comentarios:

Yo y mis otros yo dijo...

La sabiduria del alma va creciendo a medida que entendemos y sentimos amor verdadero, que valora y respeta todo lo que lo rodea, y es humilde, paciente y tolerable en cada circunstancia de la vida, con el deseo de vivir y sentirse feliz por ello. Aunque sepa que falta un mucho por mejorar entrega todo para que cada día se especial y mejor.


Hermosa historia, ...

abrazos y sonrisas siempre
Hasta la sonrisa!!!

Sentimientos Paralelos dijo...

Ciertamente amor es saber perdonar....pero no todos tienen la capacidad de comprender el verdadero amor, así como no todos lo han conocido, a veces se confunde amor con pasión, como se confunde el estar enamorado con una obsesión.
Te he visto en el blog de luna.
Un saludito.

queen dijo...

Tienes totalmente la razón, en eso de que conforme va transcurriendo el tiempo, la sabiduría del alma va creciendo y por ello la inmensa mayoría de nosotros nos vamos haciendo o lo intentamos por lo menos; mejores personas.
Hoy es un día especial, gracias por entregarme un poquito de tus yo. Besazos yo y mis otros yo.

queen dijo...

Gracias por tu aportación, "sentimientos paralelos".
Quizás como tu propio nombre indica y como tu bien comentas, el amor y la pasión son dos sentimientos paralelos, y no todo el mundo siente la diferencia entre ellos.
Hay gente que desmesuradamente va intentando buscar una relación en la que la pasión no cese ni un instante.
Amar es perdonar, la pasión y la obsesión juegan otro papel con los sentimientos.
Yo, personalmente como Buda perdono cuando amo, pero quizás no volveré tampoco a ser la misma que ayer.
Besitos.